Baje de peso con hábitos de estilo de vida saludable

PIN Baje de peso con hábitos de estilo de vida saludable

¿Cómo se ha mantenido su dieta y rutina de ejercicios este verano? ¿Se ha excedido con el helado o ha evitado el gimnasio en favor de actividades más adecuadas para el verano? Si es así, no se preocupe. Para volver al camino de tus objetivos de pérdida de peso, prueba estos hábitos de estilo de vida saludable que nos comparten el equipo de Clohed Cirujanos, especialistas en cirugía bariátrica y cirugía de la obesidad.

Planifique sus comidas

El no tener un plan es una receta (sin juego de palabras) para comer en exceso. Piensa en las noches en las que no tienes nada planeado para la cena y terminas recogiendo una pizza sobre la marcha.

La planificación de sus comidas elimina las conjeturas de la comida y le ayuda a predecir su ingesta calórica con antelación. Siéntese un domingo por la tarde y haga una lista de los desayunos, almuerzos y cenas de la semana siguiente. A partir de ese menú, haga una lista de alimentos que necesitará para cada comida, y no se olvide de comprar refrigerios saludables para disfrutar entre ellas.

Desayune

Note que su plan de comidas debe incluir desayunos. Una característica común de las personas que han logrado y mantenido una pérdida de peso significativa es que desayunan con regularidad. Comer una comida bien equilibrada por la mañana (que incluya frutas/vegetales, proteínas y granos enteros) puede reducir el hambre durante el resto del día y minimizar la posibilidad de que se sobrecompense.

Encuentre un ejercicio que disfrute

Es sencillo: es más probable que haga ejercicio con regularidad si le gusta la actividad. Si no está satisfecho con su rutina de ejercicios actual, pruebe otros ejercicios hasta que encuentre uno que le guste. La revista Shape recomienda un entrenamiento de alta intensidad a intervalos (un rápido pero intenso entrenamiento cardiovascular), programas de circuito como CrossFit o un estudio de fitness en una boutique con entrenamiento en grupos pequeños para una mayor atención y responsabilidad.

Priorizar el sueño

Los estudios han demostrado que el hecho de no dormir lo suficiente puede ser perjudicial para su dieta. La falta de descanso puede hacer que tenga más hambre al día siguiente y que coma alimentos grasos y altos en calorías en porciones más grandes. La revista Women’s Health recomienda dormir de siete a ocho horas por noche. La calidad de su sueño también es importante. El sueño en forma puede dificultar que su cuerpo se recupere del ejercicio y puede hacer que sea propenso a una lesión. Dormir en una habitación oscura aumentará la producción de melatonina, lo que puede aumentar la quema de calorías y grasa.

Controle el estrés

Sentirse estresado puede hacer que tome malas decisiones alimenticias y que coma en exceso para hacer frente a las emociones. El estrés hace que el cuerpo libere una oleada de cortisol, una hormona que puede hacer que usted tenga mucha hambre y que se le antoje comida dulce, salada y alta en grasas. El cortisol también alienta a su cuerpo a almacenar grasa.

Para controlar el estrés, haga que su corazón bombee con un ejercicio vigoroso. El ejercicio ayudará a que su circulación sanguínea elimine el cortisol. Además, reduzca la cafeína y asegúrese de dormir lo suficiente.

¿Puede ayudar la cirugía estética?

Los procedimientos de cirugía estética como la liposucción, la cirugía estética de abdomen y el cambio de imagen para mamás no están pensados para ayudarle a perder peso. Sin embargo, son métodos excelentes para refinar las curvas y los contornos de su cuerpo después de que haya alcanzado su peso objetivo (o se encuentre dentro de un rango cercano al mismo). Si desea obtener más información sobre los procedimientos de contorno corporal, póngase en contacto con Salus Medical Clinic.