Fútbol australiano: lesiones

PIN

El fútbol con reglas australianas es un deporte exigente que requiere fuerza, flexibilidad, resistencia y habilidad. Los jugadores de fútbol generalmente cuidan bien de sus cuerpos, pero el fútbol es un deporte de contacto de alto impacto y, a pesar de los cuidados del atleta, se producirán lesiones. Algunas lesiones comunes en el fútbol son:

Rotura del ligamento colateral medial

Se trata de una ruptura del ligamento que une las superficies internas del hueso del muslo (fémur) con la espinilla (tibia). Este ligamento se puede lesionar por la aplicación de una fuerza repentina en la parte exterior de la rodilla. Los síntomas van desde una sensibilidad leve (esguince de grado 1) hasta un dolor de rodilla más moderado, hinchazón y laxitud en la articulación (grado 2), hasta una laxitud articular significativa, hinchazón y dolor de rodilla (grado 3). Aunque a veces cuando se sufre una lesión de grado 3, debido a que hay un desgarro completo del ligamento, el dolor puede no ser tan malo como un esguince de grado 2, donde la mayoría pero no todas las fibras se desgarran.

La lesión del ligamento debe tomarse en serio ya que la estabilidad de la rodilla está comprometida. La rodilla puede sentirse tambaleante como si estuviera “cediendo”. El jugador debe detenerse y descansar y utilizar el método RICE (Descanso, Hielo, Compresión y Elevación) y buscar análisis y tratamiento fisioterapéutico. La cirugía puede ser necesaria en los casos más graves.

Ruptura del LCA (ligamento cruzado anterior)

El LCA es uno de los ligamentos más importantes, ya que ayuda a estabilizar la rodilla. Las rupturas del LCA ocurren cuando la rodilla se tuerce durante un cambio de dirección súbito, aterrizando torpemente de un salto o deteniéndose repentinamente de correr. Este tipo de lesión causa dolor de rodilla, hinchazón, inestabilidad y dificultad para caminar. Se puede escuchar un fuerte estallido en el momento de la lesión. Si esto sucede, el atleta debe detener el juego inmediatamente, aplicar la fórmula RICE (Rest, Ice, Compression and Elevation) y buscar atención médica lo antes posible. La rehabilitación con fisioterapia siempre es necesaria para ayudar al atleta a regresar al fútbol.

Esguince de tobillo

Esta es una lesión muy común en el fútbol, que ocurre cuando el tobillo se voltea, causando que la planta del pie se voltee hacia adentro. Por lo general, el daño se produce en los ligamentos de la parte exterior del tobillo. Los síntomas son dolor, hinchazón, rigidez, moretones y, a veces, incapacidad para soportar peso. La mejor forma de tratamiento es el uso de la fórmula RICE, seguida de fisioterapia.

Tobillo de futbolista

Las lesiones previas de tobillo en las que el tobillo ha sido sobreestimado o doblado pueden llevar a la formación de crecimientos óseos en la parte delantera del tobillo donde se fija la cápsula de la articulación. La inflamación produce dolor y sensibilidad en el tobillo cuando éste es presionado. También puede haber dolor al patear una pelota y se puede sentir una protuberancia ósea en la parte frontal del tobillo. Algunas veces, el uso de un soporte puede ser útil. El atleta debe consultar a un fisioterapeuta que le aconsejará sobre los ejercicios apropiados y tratará los síntomas. Las protuberancias óseas más grandes pueden requerir una cirugía, seguida de fisioterapia.

Fracturas por estrés en el metatarso

Esta lesión de fútbol es el resultado del uso excesivo y del entrenamiento excesivo con insuficiente descanso intermedio. Con una fractura por estrés hay un inicio gradual de dolor y algo de hinchazón. En el caso de una fractura aguda, se producirá un dolor agudo en el pie, ya sea por tener algo caído en el pie o por tener el pie pisado. Otros síntomas son la hinchazón rápida, la incapacidad para soportar el peso y la deformidad del pie. El atleta debe descansar y buscar atención médica. Se puede colocar un yeso en el pie para permitir que sane, lo cual puede tomar hasta seis semanas. Cuando se retire el yeso, la fisioterapia puede comenzar a permitir un regreso gradual al fútbol.

El calzado adecuado y el equipo de protección pueden ayudar a prevenir lesiones en el fútbol. El calentamiento y el enfriamiento adecuados también son esenciales. Si se lesiona mientras juega al fútbol, por favor visite la clínica de fisioterapia Miguel Peña.